Pacientes con antecedentes de Trastornos Mentales y pandemia (COVID -19)

Las personas que tienen un diagnostico previo de enfermedad mental parece que presentan un aumento en el impacto psicológico después de una experiencia de epidemia (pandemia) o cuarentenas, por lo tanto, esta población requiere un soporte asistencial extra durante este periodo de tiempo.

Johanna P. Diago García
Adelaida Castaño Mejía

Psiquiatras HOMO -UdeA

 

Según la Organización Mundial de la Salud, un trastorno o enfermedad mental es una alteración de tipo emocional, cognitivo y/o comportamental, en el que quedan afectados procesos psicológicos básicos como la emoción, la motivación, la cognición, la conciencia, la conducta, la percepción, la sensación, el aprendizaje, el lenguaje, etc.

El término Trastorno Mental Crónico implica “un extenso y difuso grupo de pacientes que tienen un trastorno mental grave de larga duración”. La población con trastorno mental severo incluye a las personas que sufren ciertos trastornos psiquiátricos graves y crónicos, como esquizofrenia, trastorno afectivo bipolar, depresiones graves recurrentes, trastornos graves de la personalidad, demencia, entre otros.

 

Estas personas pueden tener sintomas activos o residuales que pueden limitar el desarrollo de sus capacidades funcionales en relación a aspectos de la vida diaria como autocuidado, autocontrol, manejo de emociones e interacciones sociales. Ademas pueden tener mayor vulnerabilidad al estrés, dificultades para afrontar las demandas del ambiente, dependencia elevada de otras personas y servicios sanitarios y/o sociales. (Muchas de estas personas han estado hospitalizadas en algún momento de sus vidas.)

 

Las personas que tienen un diagnostico previo de enfermedad mental parece que presentan un aumento en el impacto psicológico después de una experiencia de epidemia (pandemia) o cuarentenas, por lo tanto, esta población requiere un soporte asistencial extra durante este periodo de tiempo.

 

La situaciones que provocan estrés intenso pueden desencadenar sentimientos de aflicción, miedo, culpa, vergüenza y desesperanza, lo cual aumenta el riesgo de padecer un trastorno depresivo moderado a grave. No obstante, estas emociones también pueden ser reacciones normales frente a una experiencia adversa.

 

Es primordial que los pacientes con trastorno mentales graves no suspendan los tratamientos farmacológicos previos, a no ser, que este indicado por el médico especialista porque requiera algún ajuste de los medicamentos, bien sea por sintomatología activa o porque pueda tener algún tipo de interacción farmacológica con el manejo de la enfermedad que produce la pandemia (por ejemplo, uso de antipsicóticos que prolongan el QT y el uso de hidrocloroquina y azitromicina en el manejo del COVID 19).

Los pacientes con Trastorno por Uso de Sustancias pueden presentar síntomas de abstinencia por la cuarentena, por lo que debe hacerse un seguimiento con estos pacientes para apoyo y en caso de síntomas graves es posible que requieran ajustes farmacologicos o manejo intrahospitalario.

 

En trastornos cognitivos mayores (Demencia y Discapacidad intelectual) debe entrenarse muy bien a los cuidadores, ya que estos pacientes tienen habilidades limitadas para cuidar de sí mismos y para seguir las recomendaciones de cuidados especiales durante la pandemia o la cuarentena; por ejemplo, la higiene de manos. También debe presentarse especial atención en este tipo de pacientes que se encuentran institucionalizados ya que están en mayor riesgo de contagio. Se les debe reorientar todo el tiempo sobre la situación actual y sobre las instrucciones que deben seguirse, puede hacerse de manera verbal o visual (pero debe simplificarse la información)

 

Los adultos mayores y en especial aquellos con antecedentes de enfermedad mental tienen mayor riesgo de desarrollar Delirium (sindromes confusionales “como cuando los niños deliran por fiebre”), bien sea por alguna alteración hidroelectrolítica, porque falte el tratamiento de alguna de sus enfermedades de base o porque contraiga la enfermedad de la pandemia.

 

Los pacientes con Esquizofrenia (u otras Psicosis) pueden tener una percepción de riesgo “alterada” es decir, pueden percibir mayores riesgos donde no los hay y esto puede incrementar sus niveles de ansiedad, llevándolos a tomar medidas más extremas que la población general. Sin embargo, esto no puede generalizarse en todos los pacientes con este trastorno ya que aquellos con predominio de síntomas negativos (como descuido en el arreglo personal, aislamiento social, apatía, desmotivación y desinteres) y/o deterioro cognitivo, esta percepción del riesgo a lo mejor estaría disminuida y con esto las medias de auto cuidado también podrían estar limitadas. Los principales factores de riesgo de recaida en psicosis incluyen: no adherencia al tratamiento, estrés y consumo de sustancias psicoactivas. También es importante mencionar que en estos pacientes el contenido delirante puede estar relacionado con la enfermedad que produce la pandemia.

 

La preocupación y ansiedad provocadas por el cuidado de personas con trastornos mentales, neurológicos o con uso de sustancias en situaciones de pandemia incrementa la posible “ sobrecarga del cuidador” es por esto que los cuidadores tambien deben cuidarse.

Tengamos en cuenta que todas las personas tienen recursos y capacidades para poder afrontar desafíos que la vida presenta. Sin embargo, algunas son particularmente vulnerables en situaciones críticas y pueden necesitar ayuda adicional.

Recomendaciones

1. Continue con sus tratamientos y siga las instrucciones médicas.

2. Converse con la familia o amigos sobre emociones.

3. Mantenga una dieta balanceada.

4. Haga ejercicio fisico, meditacion y ejercicios de relajación. (Por ejemplo: respiracion lenta)

5. Conserve periodos adecuados de sueño.

6. Practique cada dia las medidas preventivas (Ej :lavado de manos).

7. Realice actividades ludicas y de entretenimiento saludables!

8. Mantenga rutinas (Trata de mantener un ritmo de vida lo mas formal posible)

9. Invierta un tiempo limitado en obtener informacion sobre la pandemia.

10. Identifique sus previos sintomas de crisis (Con la familia o allegados haga listado y seguimiento de ellos)

11. Contacte telefónicamente a su entidad de salud para evaluación o teleasistencia.

12. Trate de contar con las dosis de sus medicinas. Tenga en cuenta que muchas entridades de Atencion en Salud Mental ofrecen medidas de reformulacion y envio a domicilio de la medicación.

13. Fortalezca la esperanza y la calma. ( Valores propios que antes han funcionado y fortalezas espirituales / religiosas).

14. Mantenga contacto regular con sus seres queridos. Active sus contactos sociales para que, de ser necesario, le brinden asistencia

15. Identifique grupos de apoyo en la ciudad ( Asovime, Acta, Animo).

 

Descargar imagen

 

Bibliografia

 

- Guía del IASC sobre Salud Mental y Apoyo Psicosocial en Emergencias Humanitarias y Catástrofes. Inter-Agency Standing Committee 2007 ISBN: 978-1-4243-3445-2

 

- Consideraciones psicosociales y de salud mental durante el brote de COVID-19. OPS 2020.

 

- Briefing note on addressing mental health and psychosocial aspects of COVID-19 Outbreak- Version 1.1.2020. https://interagencystandingcommittee.org/iasc-reference-group-mental-health-and-psychosocial-support- emergency-settings/briefing-note-about

 

- Caring for Patients’ Mental Well-Being During Coronavirus and Other Emerging Infectious Diseases: A Guide for Clinicians. APA. https://www.cstsonline.org/assets/media/documents/CSTS_FS_Caring_for_Patients_Mental_WellBeing_during_Coronavirus.pdf.pdf

 

-mhGAP Humanitarian Intervention Guide (mhGAP-HIG): clinical management of mental, neurological and substance use conditions in humanitarian emergencies. World Health Organization 2015. ISBN 978 92 4 154892 2

 

- Brooks SK, Webster RK, Smith LE, Woodland L, Wessely S, Greenberg N, et al. The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence. Lancet [Internet]. 2020;395(10227):912–20. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30460-8

 

- Lima CKT, Carvalho PM de M, Lima I de AS, Nunes JVA de O, Saraiva JS, de Souza RI, et al. The Emotional Impact Of Coronavirus 2019-Ncov (New Coronavirus Disease). Psychiatry Res [Internet]. 2020;287:112915. Available from: https://doi.org/10.1016/j.psychres.2020.112915

 

- Maguire PA, Reay RE, Looi JCL. A sense of dread: affect and risk perception in people with schizophrenia during an influenza pandemic. Australas Psychiatry. 2019;27(5):450–5.

 

- Response AMH. A Mental Health Response to Infection Outbreak 123.

También te puede interesar

En Alianza con: